Un paciente recibe el primer trasplante de caja torácica de titanio hecho con impresión 3D

1425929210202432068

La impresión 3D es una de las tecnologías más importantes de este siglo. Otra gran prueba de ello es este caso en el que a un paciente de cáncer le han hecho un trasplante de una caja torácica hecha con impresión 3D, lo cual es todo un milagro de la medicina.

El paciente, un español de 54 años que debido a su lucha contra el cáncer había perdido parte de su esternón y caja torácica, recibió un implante de caja torácica y costillas como ningún otro. Y es que es primera vez en la historia que se usa la impresión 3D para crear una parte del cuerpo humano tan compleja y de tal tamaño, pero hoy, a un par de semanas de su operación, se está recuperando sin complicaciones.

Evidentemente una pieza de esta magnitud e importancia no puede ser creada fácilmente, ni mucho menos con una impresora 3D común y corriente, de esas con las que fabricamos funda personalizadas (y en su mayoría feas) para smartphones. El Hospital Universitario de Salamanca ha optado por encargar esta pieza a la empresa australiana Anatomics, quienes luego de realizar un escaneo completo del pecho del paciente y modelar las partes que necesitaban ser reemplazadas, usaron una impresora 3D especial basada en un rayo de electrones.

1425929210277893700

El resultado, habla por sí solo.

Gizmodo

Anuncios

El vuelo de una catarina

Simplemente genial, el cascaron (elitro) moteado se abre las alas se despliegan, y comienzan a moverse, y la catarina despega como una suerte de sofisticada nave espacial.

Una catarina se prepara para despegar, la secuencia fue grabada por el camarógrafo, Rainer Bergomaz de Blue Paw Artists con una pco.dimax HD a 3000 cuadros/s y 1296 x 720 pixeles de  resolución. la primera parte se muestra a 250 cuadros por segundo, y cuando comienza a desplegar sus alas se reduce a 25 cuadros por segundo.

¿Cómo se reproduce una ser que es a la vez cuatro entidades distintas?

zk7g0ktqjaiamued2xc3

Los sifonóforos son u grupo de criaturas que viven, conectadas, como un solo animal, y son increíblemente confusas, todas comparten el mismo ADN, no se pueden separar, y trabajo juntas para lograr un mismo objetivo, entonces  ¿por qué debemos pensar en ellas como una colonia más que como una sola entidad?

Los sifonóforos, pululando en el oceano.

El más famoso de los sifonóforos es la carabela portuguesa que ha arruinado muchos inmersiones inocentes en el mar, la vela parecida a un globo y los tentáculos nos son familiares, y hace a la carabela portuguesa una forma familiar, parecido a una medusa, y no es la forma que toman el general de los sifonóforos, son más como una cuerda con florecimientos acampanados, sobre un tallo único, algo parecido a una alga marina, la Apolemia Uvaria parece como una boa emplumada que yace en el lecho oceánico, y después tenemos algo como esto:

¿qué es eso? bueno ni siquiera la gente que lo investiga esta totalmente segura, lo único que se les oye decir es que tiene el tamaño de unas 20 pelotas Wiffle (unas pelotas de plástico para un juego, popular en los EEUU) y que es probablemente un sifonóforo,, lo que significa que no es “un” sino “ellos”.

Al retomar a la familiar carabela portuguesa, la vela es un ser llamado neumatoforo, los tentáculos con forma de cuerda están hechos de dactilozoides, capturan y detectan presas,  el gastrazoide se encarga de descomponer la comida que capturada y los gonozoides, que son las partes encargadas de la reproducción.

El no apareamiento de los sifonóforos

1304313684149866276

Así que ¿como es que estos seres separados aglutinados en una entidad se reproducen?, la sección reproductora de las carabelas portuguesas los gonozoides tienen dos sexos macho hembra, cuando las carabelas están en grandes grupos liberan ovulo y espermas en el océano, cuando se encuentras y fertilizan forman un gonozoide independiente.

¿De donde vienen los neumatoforos, los dactilozoides, y los gastrozoides?, brotan lentamente del organismos fertilizado, cada uno comparte la información genética del ovulo original fertilizado,, pero forman sus propias entidades a través de esta unión asexual, durante toda la vida de los sifonóforos, estos seres se mantendrán juntos, alimentándose entre ellas, protegiendo mutuamente, y navegando, hasta que llegue de nuevo el periodo de reproducción.

Patrañas

1304313684253797156

Si eso te suena dudoso, no eres la única persona, muchos se preguntan que diferencia un sifonóforos de cualquier otro animal, y es que esas descripciones suenan como a cualquier animal, incluidos los humanos, tu cerebro navega, tus brazos y piernas protegen y cazan, tu estómago digiere comida, y tu órganos sexuales reproducen, (pero eso no quiere decir que esas partes sean colonias).

y aún así los biólogos acuerdan que los sifonóforos son colonias, y no animales individuales, ¿así que cual es la diferencia?

Muchos comparan los sifonóforos a las colonias de abejas o de hormigas, las abejas realizan, funciones rigurosamente separadas, una obrera no puede realizar las funciones de una reina, separa a una hormiga o abeja de su colonia y casi certeramente morirá en poco tiempo, dice a la colonia misma y la colonia entera colapsa, pero eso no significa que cada insecto no es un animal separado de los demás en la colonia, pero en ese caso una hormiga no está unida a la colonia por tejido, y no crece desde el abdomen de la reina.

La mejor forma de entender los sifonóforos es pensar en gemelos unidos, llevan el mismo ADN, y se mueven en un mismo cuerpo, sólo que un gemelo fue creado por la fusión original del esperma y el ovulo, y algunas veces son incapaces de vivir si son separados, pero si viven existencias por separado, los sifonóforos pueden tener movimientos por separado, crecen y se curan independientemente, son múltiples organismos unidos como uno, la diferencia es que, hicieron la unión una parte necesaria de su ciclo regular de vida.

io9

El mero roce con esta planta provoca tanto dolor que puede llevarte al suicidio

4211777232

EL GIMPI GIMPI ES UNA DE LAS PLANTAS MÁS VENENOSAS Y SOBRE TODO DOLOROSAS DEL MUNDO

Hay plantas que por alguna razón son más violentas que cualquier animal o cualquier veneno químico. Una de ellas, y quizá la peor de todas, el el famoso gimpi gimpi, cuyo nombre no tiene nada que ver con su temperamento. Este arbusto verde y frondoso prolifera en las selvas tropicales de Australia, las islas Molucas e Indonesia, y está cubierto de agujas huecas en forma de pelo que contienen una poderosa neurotoxina que causa un dolor insoportable.

Incluso respirar los pelillos flotantes puede provocar estornudos, erupciones o sangrado de nariz. La entomóloga y ecologista Marina Hurley, quien estudia varias especies de árboles venenosos ha comparado el gimpi gimpi a “ser quemado con ácido hirviendo y electrocutado al mismo tiempo”. Es decir, el dolor que provoca es tan fuerte que la víctima puede llegar al suicidio para terminar con él.

Así es como el virólogo Mike Leahy explica los efectos mortales del gimpi gimpi:

Lo primero que sentirás es una sensación de ardor muy intensa y esta aumenta durante la siguiente media hora volviéndose cada vez más dolorosa. Poco después de esto, te pueden doler las articulaciones y tus axilas se pueden hinchar, lo cual puede ser casi tan doloroso como el ardor original. En casos severos, esto puede llevar a un shock o incluso a la muerte.

Las anécdotas de sus efectos secundarios abundan. Se sabe que muchos caballos han muerto a causa de rozar sus patas con el gimpi gimpi, o incluso saltado a una barranca para terminar con su dolor. Sin embargo, algunos marsupiales y pájaros consumen sus hojas y frutos sin problema. Hurley nos muestra la planta en este video:

El motivo de una defensa tan violenta es un misterio; 15% de sus efectos dolorosos sería suficiente para ahuyentar a casi cualquier depredador que se quisiera acercar. Sin embargo, sigue siendo inocua para algunas especies. El gimpi gimpi es un fascinante misterio de la naturaleza, pero si alguna vez te rozas con uno, esto es lo mejor que puedes hacer (según Wikipedia): untar ácido clorhídrico sobre la piel expuesta y sacar los diminutos pelos con una cera de depilar, de lo contrario los pelos no dejarán de liberar toxinas.

Pijamasurf

Tiburón: 40 años de arrepentimiento

Tiburon-verano_EDIIMA20150701_0891_5

El hombre que la escribió se pasó el resto de su vida intentando reparar el daño que le hizo a los pobres selacimorfos

Fue en el verano del 75 y hubo tres culpables: Peter Benchley, el hombre que escribió el bestseller; Steven Spielberg, el hombre que lo convirtió en blockbuster y John Williams, el hombre que lo grabó a fuego en nuestro cortex cerebral con la ayuda de seis bajos, ocho cellos, cuatro trombones y una tuba. Una melodía de dos notas“tan simple, insistente y monomaníaca, que parece algo imparable, como el ataque de un tiburón”. 

Por culpa de esos tres hombres, los veranos en la playa perdieron la inocencia. Pero, sobre todo, por culpa de ellos el Gran Tiburón Blanco lleva años en peligro de extinción. Lo retrataron como un animal obsesivo, rencoroso, con una inagotable sed de venganza y de bajar hasta el chiringuito de los helados para truncar vidas adolescentes y amores de verano sin más razón que un odio visceral por la especie humana.

Peter Benchley fue el primero en arrepentirse . La idea se le había ocurrido leyendo un reportaje sobre un hombre que pescó un tiburón de dos toneladas en la costa de Long Island en 1964. No lo investigó demasiado. “Para mi la historia era una especie de persecución marítima, algo divertido, con una banda sonora enloquecida”. Después del gran éxito de la película, escribió dos novelas mas con entorno marítimo, The Deep y The Island. Aunque fueron adaptadas al cine sin el éxito de Tiburón, el proceso de investigación cambió su relación con el tema. Pero no fue hasta que escribió Girl of the Sea of Cortez, para algunos su obra maestra, que empezó a asomar su vena ecologista, protector de la vida oceánica y especialmente de su primera víctima, el gran tiburón blanco.

“El océano es la mayor zona salvaje del planeta, y la tenemos detrás de nuestra casa -dijo en una entrevista para la radio nacional estadounidense. -Y, aunque no se nos ocurre adentrarnos en la selva con un bañador y sin más protección que un libro y un frasco de protección solar,nos parece perfectamente razonable entrar en esta inmensidad salvaje donde el 80% de las criaturas del planeta viven y tienen que comer”.

De difamador a conservacionista

Hubo alguna reincidencia, extraños descalabros escritos para televisión como Beast (1996), sobre un pulpo gigante que atacaba a los veraneantes de Bermuda o Tiburón Blanco (1994), la historia de un tiburón creado genéricamente por los nazis con los resultados que se pueden imaginar. En los últimos años de su vida, Benchley se dedicó exclusivamente al conservacionismo marítimo, dando conferencias contra la explotación del entorno marino y publicando libros como Shark Trouble, donde desmiente científicamente el perfil de serial killer que su libro contribuyó a popularizar.

La teoría de que los tiburones atacan a los humanos, que son depredadores de humanos. Nada más lejos de la realidad. Cada vez que ves a gente en la televisión rodeado de tiburones, hay un 99% de probabilidad de que los tiburones hayan sido atraídos con cebos.Y la impresión que generan es falsa porque los tiburones por naturaleza se mantienen alejados de nosotros.

La media de muertes humanas por tiburón es de cinco al año. Más de la mitad son surfistas que se adentran en playas donde saben que hay tiburones. Por cada una de ellos, nosotros matamos una media de dos millones de tiburones al año. Hace tres años quedaban sólo 350 tiburones blancos en el mundo. Benchley murió en 2006, cuando lo peor estaba por venir.

La compleja historia del ojo más simple

imagen

La presencia de estructuras complejas parecidas a un ojo en seres unicelulares lleva años desconcertando a los científicos. Ahora, un equipo ha descubierto que el origen está en la asimilación de estructuras de otras células, un proceso llamado endosimbiosis.

La evolución del ojo en los seres vivos es una de las materias más fascinantes en biología. Los científicos han documentado las diferentes vías en que criaturas tan distintas como los cefalópodos, los insectos o los mamíferos llegamos a tener estructuras complejas que nos permiten obtener información de la luz y orientarnos para navegar en el espacio. En la búsqueda de estos orígenes, hace unos años se descubrió que unos seres unicelulares, un tipo de plancton marino dentro del grupo de los dinoflagelados, poseía un punto oscuro en su interior que recordaba a una especie de ojo. Los biólogos llamaron a estos puntos oceloides y descubrieron que podían estar utilizándolos para detectar y cazar a sus presas.

Ahora, el equipo de Gregory Gavelis, de la Universidad de British Columbia, ha estudiado genética y estructuralmente los oceloides y ha descubierto que el origen de esta especie de ojo es incluso más compleja e interesante de lo que se pensaba. Para empezar, estos oceloides contienen una colección de orgánulos subcelulares que recuerdan mucho a las lentes como la córnea y la retina de los seres pluricelulares. Mediante microscopía electrónica, los científicos han podido reconstruir estos oceloides en tres dimensiones y determinar cómo están construidos. El análisis genético indica que lo que aparenta ser una córnea deriva de una mitocondria mientras que los componentes que recuerdan a la retina son parte de un alga unicelular que fue incorporada mediante un proceso de endosimbiosis.

ojounicelular3

Durante algunos años, el concepto de endosimbiosis impulsado por Lynn Margulis para explicar el origen de las células eucariotas fue menospreciado e incluso ridiculizado, pero hoy en día se tienen pruebas de que la ‘alianza’ entre una bacteria y otra célula dio lugar a células con distintos orgánulos. El caso de estos oceloides es otra muestra fascinante de este tipo de combinaciones: el equipo de Gavelis demuestra que los dinoflagelados han incorporado algas y ahora sus plastos (orgánulos para captar energía) forman parte de la ‘retina’ de los oceloides adaptados como detectores de luz.

La forma en que estos seres unicelulares usan este “proto-ojo” está aún por desentrañar, pero hay algunos indicios de que los usan para orientarse y cazar. De alguna manera las estructuras del oceloide reaccionan ante las distintas polarizaciones de la luz y sirven a la célula para saber en qué dirección deben moverse para cazar a una presa en movimiento. “La organización interna del cuerpo retinal recuerda a los filtros polarizadores de las lentes de las cámaras o de las gafas de sol”, explica Brian Leander, coautor del estudio publicado en Nature. “Cientos de membranas empaquetadas y alineadas en paralelo“.

Aunque aún queda mucho por saber, el trabajo es otra muestra de que las estructuras en forma de ojo han evolucionado de forma independiente muchas veces durante la evolución, en organismos más grandes y en criaturas tan aparentemente simples como estos dinoflagelados unicelulares. “Cuando ves una complejidad estructural tan parecida en diferentes niveles de organización y líneas tan distantes entre sí”, concluye Leander, “tienes una comprensión mucho mayor de la convergencia [evolutiva]”

Voz pópuli

La pesadilla de los creacionistas, una “tortuga de transición”

1314395477583723408

El descubrimiento del Pappochelys, un reptil del triásico con una serie emergente de características como las de las tortugas, esta ayudando a los científicos a llenar un importante hueco evolucionario.

Los creacionistas tienden a declarar cualquier hueco en el registro fusil como evidencia de que la evolución de Darwin es incorrecta, argumentan que la falta de especies de transición presenta un gran problema para los biólogos evolucionistas mientras tratan de explicar los cambios desde por citar algún ejemplo, de peces a anfibios, anfibios a reptiles, reptiles a mamíferos, y la emergencia aparentemente dramática de características como las plumas, alas, caparazones, y glándulas mamarias.

Paleontologos, y biologos evolucionistas, por otro lado, son llevados por el paradigma darwiniano mientras pacientemente buscan los eslabones faltantes, el ultimo avance en esta área es el descubrimiento de un reptil de 240 millones de años en Alemania que vivió, durante el periodo Triásico, llamado Pappochelys, (significa abuelo tortuga), el animal era una mezcla entre lagarto y tortuga,, los detalles del descubrimiento se tratan en el diario de ciencia Nature.

Pappochelys es de hecho un eslabón perdido por dos razones”, dice el paleontólogo y líder del estudio, Rainer Schoch del estado de Alemania y Museo de Historia Natural,, “es mucho más antiguo que todas las tortugas conocidas, y su anatomía es más primitiva en muchas características, mostrando condiciones ancestrales en varias regiones de su cuerpo”.

1314395477706129040

a) Restauración del esqueleto de un Pappochelys, de vista lateral, elementos sin conocer en blanco, huesos conservados en gris, torso, costillas y región gástrica se muestran en negro. b) apariencia de los elementos clave en la estructura corporal. c) Plastron del Odontochelys reconstruido, huesos ventrales y el hombro y parte gástrica en un Pappochelys, (elementos tales como el hombro y la cintura y sus homólogos son mostrados en un gris oscuro).

Pappochelys, es un antecesor de las tortugas, 20 millones de años mas antigua que las primera conocida en si clase la Odontochelys de china, mientras los investigadores escriben en su estudio:

El ancestro de tortuga de 220 millones de años Odontochelys de china tiene un caparazón parcialmente formado, y muchas más características de tortuga en sección posterior del craneo.A diferencia de su pariente de 214 millones de años el viejo Proganochelys que se encuentra separado por una gran espacio temporal del Eutonosauros de 260 millones de años, de Sudáfrica, que se había creído era el más antiguo de los ancestros de tortuga, aquí reportamos de un nuevo reptil, Pappochelys, que es tanto estructuralmente como cronologicamente, un intermedio entre el eunotosaurus, y un Odontochelys, y data de mediados del periodo triásico (aproximadamente 240 millones de años atrás).

Conocido por 18 esqueletos fósiles, el Pappochelys tenía una larga cola, un amplio torso, y un cráneo similar a un lagarto, pero también tenía un abdomen compuesto de gruesas costillas, que ya mostraban signos de fusionarse en varios lugares, los paleontólogos, dicen que es un importante estado en la evolución del caparazón de tortuga.

1314395477824803728

“Las especies de transición son de los aspectos más importantes en los que contribuye la paleontología al estudio de la evolución, frecuentemente cuentan con sorprendentes e inesperadas características” Agrega Schoch ” Nos muestran estructuras complicadas como el craneo o el caparazón de la tortuga, formado paso a paso, y también nos dan evidencia en de la secuencia de pasos evolucionarios”.

1314395477938132880

io9