Ground Controll

Tom Kucy, creador de este genial video utilizó 3D effects and motion, para traer las recientemente publicadas fotos de NASA a la vida, las fotos parecer tener movimiento, es completamente inspirador.

 

En palabras de Lucy:

Ground Control, es un pequeño proyecto personal, que trae las fotos de archivo de la NASA a la vida, con la intención de realizar más misiones.

Un paciente recibe el primer trasplante de caja torácica de titanio hecho con impresión 3D

1425929210202432068

La impresión 3D es una de las tecnologías más importantes de este siglo. Otra gran prueba de ello es este caso en el que a un paciente de cáncer le han hecho un trasplante de una caja torácica hecha con impresión 3D, lo cual es todo un milagro de la medicina.

El paciente, un español de 54 años que debido a su lucha contra el cáncer había perdido parte de su esternón y caja torácica, recibió un implante de caja torácica y costillas como ningún otro. Y es que es primera vez en la historia que se usa la impresión 3D para crear una parte del cuerpo humano tan compleja y de tal tamaño, pero hoy, a un par de semanas de su operación, se está recuperando sin complicaciones.

Evidentemente una pieza de esta magnitud e importancia no puede ser creada fácilmente, ni mucho menos con una impresora 3D común y corriente, de esas con las que fabricamos funda personalizadas (y en su mayoría feas) para smartphones. El Hospital Universitario de Salamanca ha optado por encargar esta pieza a la empresa australiana Anatomics, quienes luego de realizar un escaneo completo del pecho del paciente y modelar las partes que necesitaban ser reemplazadas, usaron una impresora 3D especial basada en un rayo de electrones.

1425929210277893700

El resultado, habla por sí solo.

Gizmodo

El extraño que mira desde el espejo

imagen

El señor B. veía a alguien con su mismo rostro en el espejo, pero era un impostor – Foto Michael Gil (Flickr, CC)

La revista Neurocase describe una extraña variante del síndrome de Capgras en la que el paciente confunde su reflejo con un malvado doble de sí mismo.

Mirarse en el espejo y no reconocerse es una pesadilla universal y un fenómeno que ocurre en algunos tipos de demencia. Hace unos meses describíamos en Next los casos de cinco pacientes de La India que discutían con su propia imagen en el espejo como consecuencia de un daño en el lóbulo parietal derecho del cerebro. Ahora, el equipo del neurólogo Capucine Diard-Detoeuf describe en la revista Neurocase un caso aún más inquietante.

El señor B., de 78 años de edad, fue admitido en el hospital de Tours con una variante del  trastorno: un extraño con su mismo aspecto físico vivía detrás del espejo y le acechaba a diario. El doble era una réplica exacta de sí mismo: tenía el mismo tamaño, el mismo pelo, la misma cara y la misma ropa. Incluso le copiaba los movimientos o le invitaba a comer y llevaba dos juegos de cubiertos. El señor B. estableció incluso conversaciones con su doble y, según explicó, le desconcertaba la cantidad de detalles que conocía sobre su vida. Cuando el doble empezó a ponerse agresivo, una de sus hijas decidió llevarle al hospital donde le sometieron a distintas pruebas. Los primeros resultados apuntaron a un posible principio de enfermedad de Alzheimer y los médicos le pusieron un tratamiento con antipsicóticos y fármacos contra la depresión. Al cabo de tres meses, el extraño del espejo había desaparecido.

El equipo de Diard-Detoeuf que ha seguido el caso considera que se trata de una variante del síndrome de Capgras, un trastorno en el que el paciente comienza a ver como extraños a sus propios familiares. Puede reconocer que la persona que tiene delante tiene el mismo aspecto que su mujer o sus hijos, pero cree que se trata de impostores, a veces con aviesas intenciones. En el caso del señor B. sucedía algo parecido pero solo con su propia imagen – seguía reconociendo con normalidad a sus familiares. Este equipo de neurólogos ya había visto dos casos similares, incluido el de una mujer de 77 años con una atrofia temporoparietal que tenía largas conversaciones consigo misma en el espejo. Lo que diferencia este trastorno de los casos documentados en India y asociados con diferentes formas de demencia es que aquí el paciente no cree que su reflejo sea una tercera persona o un extraño al que le cuenta cosas, sino que es un doble de sí mismo, una especie de impostor tratando de confundirle desde el otro lado del espejo.

Vozpópuli

Stephen Hawking propone una nueva solución al misterio de los agujeros negros

1402282847155624776

En el índice de fenómenos incomprensibles del universo, los agujeros negros son el santo grial, la pieza del puzzle que probablemente nos ayude a entender muchas cosas. Stephen Hawking es una de las mentes más brillantes que se ha dedicado a estudiar los agujeros negros, y tiene una nueva teoría sobre ellos.

El popular físico ha ofrecido una conferencia ayer en la Estocolmo en la que ha mostrado su apoyo a una nueva hipótesis sobre uno de los mayores misterios de los agujeros negros: la paradoja de la pérdida de información.

Lo que sabemos hasta ahora de los agujeros negros indica que toda información física sobre la materia desaparece en su interior. Sin embargo, esto viola dos principios de la física cuántica que postulan que “la información completa sobre un sistema está codificada en su misma función de onda aún cuando su función de onda colapsa”. En otras palabras, que la información sobre la materia no se puede destruir a nivel cuántico, ni siquiera dentro de un agujero negro.

Stephen Hawking y el físico Gerard ‘t Hooft, de la Universidad de Utrecht, durante la presentación Foto: Håkan Lindgren

Stephen Hawking y el físico Gerard ‘t Hooft, de la Universidad de Utrecht, durante la presentación Foto: Håkan Lindgren

En 1976, Stephen Hawking y Jacob Bekenstein postularon la existencia de la llamada Radiación de Hawking“un tipo de radiación producida en el horizonte de sucesos de un agujero negro y debida a efectos de tipo cuántico”. La radiación de Hawking no debería existir si la información cuántica se pierde dentro de un agujero negro.

La nueva explicación de Hawking al respecto apoya una conjetura establecida por Gerard ‘t Hooft en 1993 denominada Principio Holográfico. Según este principio, la información de cualquier cosa que entre en un agujero negro no desaparece, sino que queda atrapada en forma de un holograma bidimensional en el horizonte de sucesos, el punto de no retorno de un agujero negro. Esta información se emite al exterior en forma de fluctuaciones cuánticas que forman precisamente la Radiación de Hawking.

Por supuesto, la explicación de Hawking es estupenda para que todo encaje con las leyes de la mecánica cuántica, pero a los ciudadanos comunes nos deja con la misma duda sobre qué pasa si algo como una nave espacial entre en un agujero negro.

En este sentido, el físico sigue pensando que, si el agujero negro es lo bastante grande y tiene rotación, conduciría la materia que trague a otro universo. Eso sí, suponiendo que sobreviviéramos a ese viaje con todos nuestros átomos intactos no podríamos volver a nuestro propio universo. Con su habitual sentido del humor, Hawking añade: “Aunque soy un gran entusiasta de los viajes espaciales, yo no lo intentaría”.

Gizmodo

El vuelo de una catarina

Simplemente genial, el cascaron (elitro) moteado se abre las alas se despliegan, y comienzan a moverse, y la catarina despega como una suerte de sofisticada nave espacial.

Una catarina se prepara para despegar, la secuencia fue grabada por el camarógrafo, Rainer Bergomaz de Blue Paw Artists con una pco.dimax HD a 3000 cuadros/s y 1296 x 720 pixeles de  resolución. la primera parte se muestra a 250 cuadros por segundo, y cuando comienza a desplegar sus alas se reduce a 25 cuadros por segundo.

La guerra entre las pupilas verticales y horizontales

Un estudio explica por primera vez por qué los depredadores han desarrollado pupilas en forma de rendija vertical y las presas tienen visión horizontal. Entre las adaptaciones, los herbívoros presentan un curioso sistema de rotación de la pupila para no perder la referencia.

La pupila de una cabra y el de un gato ase orientan en direcciones diferentes - Foto Wikimedia Commons

La pupila de una cabra y el de un gato ase orientan en direcciones diferentes – Foto Wikimedia Commons

Si hay algo llamativo cuando uno estudia la visión de los animales es la variedad de formas que han adaptado las pupilas en las distintas especies. Desde hace décadas los biólogos habían detectado un patrón que se cumple entre muchos depredadores y presas: felinos como los gatos tienen las pupilas estrechas y verticales mientras que otros como la oveja o el caballo presentan una pupila horizontal. Hasta ahora se habían manejado algunas explicaciones peregrinas (como su capacidad para ver de noche o que una pupila horizontal delataría la presencia del felino entre las hierbas verticales), pero el equipo de Martin Banks ha realizado el primer estudio sistemático sobre el asunto.

Para el trabajo, publicado en la revista Science Advances, Banks y su equipo examinaron los ojos de más de 200 animales y confirmaron que los depredadores de emboscada (aquellos que tienden a agacharse y esperar a sus víctimas agazapados entre las hierbas) tienen pupilas verticales que les permiten regular la entrada de luz y estimar mejor las distancias. Por otro lado, los animales con pupilas horizontales tienden a ser presas y a tener los ojos a ambos lados de la cabeza, lo que les da una visión más panorámica para detectar un posible ataque. “Esta tendencia se había discutido anteriormente en la literatura científica”, explica Banks a Next por teleconferencia, “lo que hemos hecho nosotros es construir el modelo computacional para ver que es cierto y cuáles son las causas”.

En cuanto a la visión de los depredadores, explica Banks, es importante tener en cuenta que el ojo tiene tres formas de triangular para calcular las distancias (algo que es extremadamente útil si tienes que gastar tu energía en una carrera para conseguir la comida). La primera es la visión en estéreo, y la comparación entre la señal de los dos ojos que permite apreciar la profundidad de campo. El segundo es la paralaje de movimiento (movemos la cabeza y detectamos que los objetos se mueven a distinta velocidad en función de lo lejos que estén) y el tercero es el contraste de nitidez: la pupila detecta que un objeto se acerca o se aleja tomando referencias y viendo cuándo se pone borroso. “Los predadores no pueden usar el paralaje de movimiento porque sus presas les verían moverse, así que les queda la estereopsis y la nitidez”, explica Banks. “La primera funciona mejor si la pupila es pequeña y la segunda funciona si la pupila es grande, por eso las pupilas de los depredadores son estrechas y alargadas, porque son pequeñas horizontalmente y grandes verticalmente“.

¿Y qué sucede con los herbívoros? Los animales que pacen tranquilamente en la sabana necesitan ver al depredador pronto y en cualquier dirección, y para ellos lo óptimo es poner especial atención en el suelo, porque es de dónde puede llegar el peligro. “Estos animales tienen los ojos a ambos lados de su cabeza y esa posición les permite ver con mucha amplitud”, relata Banks. “La pupila horizontal les permite recoger más luz a los lados y menos arriba y abajo y eso les ayuda también porque reduce la luz del sol, que podría deslumbrarlos”. Efectivamente, admite, existen excepciones de animales que son presas – como conejos y ratones – que tienen las pupilas redondas, pero en este caso “también necesitan ver a las aves que viene de arriba, así que tienen que ver en todas las direcciones”.

Uno de los descubrimientos más interesantes de su trabajo es el mecanismo que tienen los herbívoros para poder seguir comiendo y levantar la cabeza sin perder puntos de atención. Aunque el equipo de Banks no se atreve a reclamar que son los primeros en verlo – les parece tan obvio que alguien debe haberlo registrado antes – lo que han visto es que la pupila horizontal de los herbívoros gira automáticamente cuando la cabeza cambia de posición para mantenerse estable y paralela al suelo. Y que cada ojo lo hace en una dirección. “Creemos que nadie lo había relacionado con las pupilas horizontales”, asegura Banks, “pero lo hemos visto en ovejas, cabras, caballos, ciervos, alces… De momento no hemos encontrado excepciones”. En depredadores no han encontrado ningún mecanismo similar salvo en el caso del cocodrilo, donde las pupilas también rotan con el movimiento.

0000pupilas1

¿Y los animales que tenemos la pupila redonda? Desde luego los humanos no somos ninguna excepción, ahí tenemos a las aves o a los perros, por ejemplo. El equipo de Banks cree que la altura respecto al suelo hace que tener una pupila estrecha no suponga ninguna ventaja relevante a la hora de determinar la distancia. “Si tuviéramos los ojos estrechos como un gato”, especula, “tendríamos problemas para leer o para manipular objetos de cerca. Se trata de alcanzar un equilibrio entre distintas propiedades de la imagen”, concluye, “y quizá le mejor solución es una pupila circular”. Esta misma altura respecto al suelo es la que explica por qué el gato tiene el ojo vertical (se mueve a baja altura) y depredadores como leones o lobos tienen la pupila redonda.

Voz Pópuli

Explosiones atómicas antiguas… o no

nuke_thumb

Así que al amanecer los ángeles insistieron con Lot. Exclamaron:

—¡Apúrate! Llévate a tu esposa y a tus dos hijas que están aquí, para que no perezcan cuando la ciudad sea castigada.

Como Lot titubeaba, los hombres lo tomaron de la mano, lo mismo que a su esposa y a sus dos hijas, y los sacaron de la ciudad, porque el Señor les tuvo compasión.  Cuando ya los habían sacado de la ciudad, uno de los ángeles le dijo:

—¡Escápate! No mires hacia atrás, ni te detengas en ninguna parte del valle. Huye hacia las montañas, no sea que perezcas.

Entonces el Señor hizo que cayera del cielo una lluvia de fuego y azufre sobre Sodoma y Gomorra. Así destruyó a esas ciudades y a todos sus habitantes, junto con toda la llanura y la vegetación del suelo. Pero la esposa de Lot miró hacia atrás, y se quedó convertida en estatua de sal.

Génesis 19:15-17, 24-26

Estas escrituras, al igual que el Majabhárata, texto mitológico de la India, son alguna de las evidencias que esgrimen los creyentes en la existencia de una antigua civilización miles de años atrás, que disponían de armas nucleares. Se trataba de Atlantes o extraterrestres, que convivieron con los seres humanos de la época en una relación de enorme desigualdad. Estos creyentes extraen de una manera sesgada las citas del Majabhárata diciendo:

Era un solo proyectil, cargado con toda la fuerza del universo.
Una columna incandescente de humo y llamas, brillante como diez mil soles, se elevó en todo su esplendor.
Era un arma desconocida, un relámpago de hierro, un gigantesco mensajero de muerte, que redujo a cenizas a toda la raza de los Vrishnis y los Andhakas.
Los cadáveres quedaron tan quemados que no se podían reconocer.
Se les cayeron el pelo y las uñas: los cacharros se rompieron sin motivo, y los pájaros se volvieron blancos.
Al cabo de pocas horas todos los alimentos estaban infectados…
…Para escapar de ese fuego los soldados se arrojaban a los ríos, para lavarse ellos y su equipo…

La referencia a la sección del Majabhárata nunca la incluyen. Y no lo hacen, porque no existe. El texto está sacado de un libro francés llamado “La mañana de los magos”, que lo cita por primera vez, y cuyo texto es repetido incansablemente sin comprobar su veracidad con el Majabhárata. Los autores del libro francés cometieron varios errores de traducción, que se transmitieron al inglés cuando se tradujo en 1963.

La verdadera referencia del Majabhárata habla de una maldición, y no de un arma.

Las calles estaban llena de ratas y ratones, ollas de barro mostraba grietas o se rompían sin causa aparente. Por la noche, las ratas y los ratones devoraban el cabello y las uñas de los hombres dormidos. [Mahabharata, Mausala Parva, sec. 2].

Y en relación a la detonación, el texto original dice:

Satisfecho consigo mismo, el Santo mostró a Utanka la forma eterna Vaishnava que Dhananjaya de gran inteligencia había visto. Utanka vio la gran alma Vasudeva de forma universal, dotados de poderosos brazos. El resplandor de esa forma fue como el de una llama de fuego de mil soles. Se puso delante de él llenando todo el espacio. Tenía caras en todos lados. He aquí la alta y maravillosa Vaishnava forma de Vishnu. De hecho, al ver al Señor Supremo en ese aspecto, el Brahman Utanka se llenó de asombro.[Mahabharata, Acwamedha Parva, Section LV (Ganguili Vol. 16)]

Según Jason Colavito, autor que ha estudiado extensamente los bulos relacionados con las citas al Majabhárata, los mil soles es una manera habitual de referirse a la magnificencia de una divinidad.

Sobre Sodoma y Gomorra, la historia es distinta. La Biblia y otras escrituras antiguas como el Corán, citan la existencia de estas ciudades antiguas. Las emplazan en algún lugar al sur del Mar Muerto, y todas coinciden con que ocurrió un trágico desenlace. Las causas varían según las fuentes. Los pecados van desde la perversión sexual, a delitos económicos, crueldad o blasfemia. Lo cierto es que las evidencias empíricas de la existencia de estas ciudades son débiles, y en ocasiones escasamente contrastadas. Como en 1976, cuando Giovanni Pettinato afirmó haber encontrado una tablilla sumeria que mencionaba la existencia de las ciudades bíblicas, aunque tras ser comprobado por otros expertos como Alfonso Archi, se confirmó que los nombres habían sido malinterpretados y que en realidad se referían a antiguas ciudades sirias.

Si realmente hubiesen existido, su desaparición podría haberse debido a un terremoto, si se asentaban cerca de la falla del Valle del Jordán, o al impacto de un meteorito.

Un meteorito podría haber liberado la energía suficiente para convertir la arena en vidrio, argumento éste que es frecuentemente usado por los creyentes en la veracidad de estas explosiones nucleares.

Muestras de estos cristales, como el encontrado en la tumba de Tutankamón incrustado en una joya con forma de escarabajo, tienen un contrastado origen en colisiones de meteoritos.

La mentira está ahí afuera