Pero, pero, pero… ¿cómo se te ocurre poner el cerebro al revés?

Imagina que haces una gran campaña en los periódicos de EEUU sobre tu instituto de informática y neuroimagen y que en el anuncio alguien pone… ¡el cerebro al revés! Pues ha sucedido.

El Instituto de Neuroimagen e Informática ‘Mark and Mary Stevens’, patrocinado por la Universidad de Southern California, se anunció la semana pasada a bombo y platillo en los grandes medios impresos de EEUU como el New York Times, Los Angeles Times, el Washington Post o el Boston Globe. En la página completa se anunciaba una ayuda de 50 millones dólares para apoyar las investigaciones con la promesa den “mejorar la vida de millones de personas en todo el mundo acelerando el tiempo en que la investigación básica se convierte en nuevas terapias”. El asunto parecía muy prometedor, pero el anuncio se plasmó así:

a3694090-dc3c-11e4-bb74-23a815853fbd_reves1

A los pocos minutos de ponerlo en circulación, algunos usuarios se dieron cuenta de que algo no cuadraba en la ilustración. ¡Habían puesto el cerebro al revés! Un tipo de fallo bastante tosco para alguien que sepa algo de neuroanatomía pero que podría pasar desapercibido para alguien de un equipo de marketing no especializado en estos asuntos. Uno de los primeros en dar la voz de alarma fue precisamente un centro especializado en ilustraciones anatómicas, los estudios Fairman. “Si recaudas 50 millones de dólares en donaciones“, se quejaban en Twitter, “UTILIZA tu cerebro: contrata a un ilustrador médico titulado. ¡No te puedes permitir no hacerlo!

Como recuerda Kalliopi Monoyios en un artículo muy crítico en Scientific American, en EEUU existen una serie de profesionales con el certificado de Ilustradores médicos que se dedican precisamente a estas cosas: a reflejar la anatomía humana con rigor y sin dar informaciones confusas al gran público. “Busquen a estos profesionales y contrátenlos“, recomendaba la autora del artículo un rato antes de que los ávidos lectores le hicieran notar que su medio había cometido en MEGAFAIL similar en fechas recientes

Efectivamente, en uno de los especiales de 2012 de la revista Scientific American MIND (ni más ni menos) se publicó otra ilustración con el cerebro al revés dentro de la caja craneal. Y también entonces alguien tuvo la amabilidad de sacarles del error y pasarles una versión correcta:

223b87c0-dc3d-11e4-b28c-a3acb8ad1c8a_Bien f5b70bc0-dc3c-11e4-b28c-a3acb8ad1c8a_MAL

Así que ya sabéis, cuando vayáis a ilustrar una historia sobre el cerebro, fijaos bien en la posición en la que está colocado, ¡no vaya a ser que estéis con la cabeza al revés! ;P

Noticias Yahoo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s