Este nuevo método de impresión en 3D lo cambiará todo

Diseñan un sistema de impresión que genera estructuras tridimensionales en apenas unos minutos y de forma continua. El dispositivo se basa en el uso de un baño líquido y es muchísimo más rápido que los que se usan hasta ahora.

Si algo ha revolucionado la tecnología en los últimos años han sido los dispositivos que permiten construir piezas de forma barata y sencilla gracias a las impresoras 3D. Sin embargo, esta tecnología sigue teniendo un problema importante de eficiencia, como el tiempo que se tarda en imprimir las piezas y la necesidad de ir fabricando un objeto por etapas, que a menudo obliga cambiarlo de posición.

Usando el sistema de impresión 3D actual, imprimir un objeto de unos cuantos centímetros puede llevar varias horas. El equipo de John Tumbleston presenta esta semana en la revista Science un sistema de impresión 3D que evitar todos estos pequeños problemas y puede revolucionar la tecnología. Su impresora se basa en la inmersión en un baño líquido y consigue culminar el proceso, sin interrupciones, en unos pocos minutos. Para hacerse una idea de cómo funciona, lo mejor es echar un vistazo primero al dispositivo:

El dispositivo consta de un tanque de tinta líquida  y una fuente de luz ultravioleta en la parte inferior y se basa en un proceso conocido como fotopolimerización. Gracias a la presencia de oxígeno, se genera una “zona muerta” entre la zona que se está imprimiendo y el resto de la tinta, de modo que en esa parte el material no se solidifica. En la zona de impresión, el objeto va tomando forma y crece a medida que la impresora va elevando el objeto.

Una de las ventajas del sistema es que no solo es rápido y no necesita de hacer parones, sino que la impresión de puede hacer con gran detalle. En el trabajo presentado en Science los científicos muestran piezas con celdas de 50 nanómetros micras, como las que contiene un modelo de la torre Eiffel 10 centímetros de altura o una suela de zapatilla de 20 centímetros.

Los autores del trabajo, que han bautizado a su sistema como CLIP, prevén que podrán fabricar objetos en materiales elásticos, cerámicos y biológicos, de modo que podría aplicarse en una amplia variedad de campos, incluida la medicina, y reducir costes y tiempo de fabricación.

Voz popúli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s