Los enjambres de moscas revelan algo profundo acerca del cerebro humano

ft9kpv1hevtnkqswqrba

Pensamos en nuestros cerebros como un sólo órganismo unificado, pero una nueva serie de experimentos humanos con moscas revelan que ciertas células cerebrales en estos insectos responde exclusivamente a comportamientos en grupo, y esto lleva a una pregunta interesante, ¿las células cerebrales evolucionaron para pensar utilizando un símil a la sabiduría de los enjambres de moscas?

 

Ed Yong (un escritor sobre ciencia británico) habla sobre estos experimentos y sus implicaciones:

El escribe:

A través de una serie impresionante de experimentos, involucrando  smorgasbord (una serie de platillos suecos), nos mostró que las moscas pueden huir volando colectivamente de un mal olor más rápido de lo que un individuo puede por si mismo, cada mosca individualmente  es repelida ligeramente por el olor, pero juntas huyen casi de inmediato, incluso moscas mutantes que no pueden sentir olor pueden escapar si están en presencia de sus pares que si pueden sentir el olor.

“Es un escenario familiar a cualquier habitante de la ciudad ” dice Leslie Vosshall de la Universidad Rockefeller, quien estudia los sentidos y los sistemas nerviosos de los insectos, “la multitudes responden distinto de los individuos, por que la información puede fluir a través del grupo y al mismo tiempo le impulsa a actuar, resulta que las moscas son exactamente como la gente en este asunto”.

Durante estos experimentos Ramdya aisló una serie de neuronas, o células nerviosas, que son responsables del comportamiento de “multitud” de las moscas, estas neuronas en el cerebro de las moscas son activadas por el roce de las patas de los insectos, esa es la forma en que comunican el mensaje de “huir del mal olor”, al rozarse unas con otras, así que podemos decir que Ramdya y su equipo aisló un grupo de células que perciben las multitudes.

Ramdya y su equipo encontraron que podrían guiar moscas individuales al duplicar los ligeros toques que desencadenaban el comportamiento de multitud, simplemente tocar no tiene ningún efecto tiene que tocar precisamente las neuronas necesarias usando un instrumento que crearon para este fin y que da un toque bastante localizado y suave.

Las implicaciones de este descubrimiento destaca Young son sorprendentes:

Un pokes similar se desarrolla en tu cabeza, los 86 mil millones de neuronas en el cerebro humano por si mismas están en un proceso de no pensamiento, e interactuar con sus vecinas de acuerdo a unas reglas bastantes simples, pero juntas, pueden aterrizar naves en cometas errantes, trabajar con increíble belleza, y revelar el comportamiento colectivo de otras criaturas.

Para ponerlo de forma más humilde, las operaciones de tu cerebro tal vez no sean más impresionantes que un enjambre de moscas.

i09

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s