Las estrellas y sus misterios

Imagen

Entre los miles de millones de estrellas presentes en el  Universo se dan fenómenos sorprendentes y maravillosos y muchos de esos fenómenos aún no han podido ser explicados por los científicos, mientras que otros que sí, se mantuvieron durante mucho tiempo como grandes enigmas para la ciencia.

Ahora vamos a ver algunos de los casos en los que las estrellas desafiaron los avances científicos y permanecieron en el terreno de lo desconocido o inexplicable, hasta que finalmente la ciencia pudo encontrar una respuesta.

Diamantes en el cielo

Cuando una estrella de un tamaño similar al de nuestro sol agota su combustible nuclear libera todas sus capas exteriores dejando un remanente que consiste en un solo núcleo, conocido como enana blanca.Científicos han estimado que en el centro de la corteza de una enana blanca de 50 kilómetros de espesor, se encuentran carbón y oxígeno cristalizados, de forma similar a un diamante. En el año 2004, se descubrió una enana blanca cercana a la constelación de Centauro cuyo núcleo se ha cristalizado y sería el equivalente a un diamante de 10 billones de trillones de quilates.

Magnetismo

Un magnetar, también llamado magnetoestrella, es una estrella de neutrones muy densa que posee campos magnéticos millones de veces más fuerte que cualquier campo magnético presente en la Tierra.

Se caracterizan por expulsar durante un breve período grandes cantidades de energía en forma de rayos X y, ocasionalmente, en forma de un brote de rayos gamma. En el año 1979 se observó una radiación, proveniente de una estrella sin identificar, que equivalía a la cantidad de energía que el sol liberaría en mil años. No fue recién hasta 1998 que se reconoció esta estrella y se clasificó como un tipo de estrella particular.

El vecindario

Los cúmulos estelares son un grupo de estrellas que se desarrollan al mismo tiempo. Algunos cúmulos constan de varias docenas de estrellas y otros de varios millones. Algunos se pueden ver a simple vista desde la Tierra, como las conocidas Pléyades, situadas a un costado de la constelación de Tauro.

Las estrellas se forman en la misma región pero por qué permanecen juntas formando un cúmulo estelar es aún un misterio.

Superestrellas

Una estrella de neutrones nace producto de la explosión de una supernova, que comprime el núcleo de la estrella que muere (estrella con una masa más grande que la del sol) y lo convierte en una inmensa bola con el diámetro del tamaño de una pequeña ciudad. A un paso de convertirse en un agujero negro, la estrella de neutrones es el elemento más denso en el Universo.

En el año 2005 la NASA descubrió la causa de un brote de rayos gamma que tuvo lugar 35 años atrás y que tuvo la intensidad equivalente a la de 100 mil trillones de soles: la colisión de dos estrellas de neutrones que viajaban a gran velocidad.

Si bien se podría pensar que, con los avances científicos y la tecnología de hoy, prácticamente ya no queda lugar para los misterios o lo desconocido, afortunadamente (porque lo desconocido en la ciencia siempre es saludable) esto no es así, y siguen apareciendo importantes descubrimientos, como la radiación que podría haber afectado a la Tierra hace no mucho tiempo.

– Ojo científico

Los tarahumaras, indios ultramaratonianos de México que baten todos los récords

raramuri21

Escondidos en las montañas de México habitan los tarahumaras, superatletas naturales que fatigan distancias de cien, doscientos  o trescientos veinte kilómetros SEGUIDOS corriendo dos días ininterrumpidamente para llevar cosas, comunicarse o cazar. Estos indios, observados desde hace años por etnógrafos indigenistas como Carl Lumholtz, corren descalzos asimismo por motivos ceremoniales, o por competición.

DÓNDE

Los tarahumaras (que no se llaman tarahumaras sino rarámuri, literalmente: la gente que va rápido) viven en Sierra Madre, la espina dorsal de México, a altitudes de hasta dos mil metros, lo que convierte sus hazañas en todavía más increíbles. Difíciles de localizar y esquivos por naturaleza, baste decir que coincidieron geográficamente con las explotaciones de minas de Chihuahua y con las cristianizaciones jesuitas y que incluso en 1648 estuvieron directamente en guerra con España. Que a nadie le extrañe pues que se hayan convertido en un pueblo desconfiado y escurridizo. Y escaramuzas estos últimos años de varios listos estafándoles para hacerles competir en ultramaratones norteamericanas a cambio de sacos de trigo no les han hecho precisamente más sociables. El que la zona, escarpada y hostil, esté llena de narcotraficantes de coca y marihuana poco amigos de compañía (o molestos testigos), hace que no sea tampoco precisamente turística.

CÓMO

Los rarámuri no llevan un calzado especial y caminan con sencillos huaraches  que usan para todo.  El resto de su vestimenta es muy aparente, con blusas amplias de vivos colores, sarapes, pantalones muy cortos y cintas en el pelo. Aparte de correr por otros motivos también tienen un deporte llamado rarajipari, donde golpean con los pies una pequeña pelota de madera desde ochenta a ciento y pico kilómetros durante jornadas enteras, dejando las interminables carreras de Oliver y Benji doblando el mundo al nivel de futbito alevín.

Su alimentación se basa en sus cultivos de maíz (que toman molido con agua), frijoles y calabaza. Y extraen las proteínas de la carne de pollos, cabras y, muy a menudo, ratones a la brasa. También hacen una cerveza casera bastante ligera pero que trasiegan en enormes cantidades hasta caerse. Práctica que les convierte en humanos durante un rato. Poco rato, porque pueden levantarse al cabo de tres horas y ponerse a correr doscientos kilómetros sin aparente resaca. También se juntan en ocasiones especiales, toman su cerveza y otras bebidas fermentadas y se desahogan preparándolas pardas en kermesses que pueden durar días.

¿POR QUÉ?

Esa es la pregunta que acibara a los corredores del mundo. Atletas de muchas partes del globo acuden a competir contra atletas ya legendarios como Arnulfo Quimare o Cirildo Chacarito, ganador de la ultramaratón de cien millas (¡ciento sesenta y un kilómetros!) deLeadville (Colorado) en 1994 y de la de San Gabriel en California (de la misma distancia) en 1997. Aparte de no saber por qué empezaron a correr de esa manera, los rarámuri gozan de un gran sentido del humor, una inteligencia por encima de lo normal y son cariñosos y trabajadores. Por eso todos los corredores de fondo del mundo, después de conocerlos y tener el privilegio de correr con ellos, llegan a la misma conclusión: la madre que los parió.

 

-Cooking ideas

Interpreta los tatuajes de un preso ruso

Imagen

 

1. Tela de araña 
Si la araña está en el centro de la tela, su portador se dedica activamente al negocio del crimen. Por el contrario, si está trepando para salirse de la red, es signo inequívoco de que el reo está intentando volver al buen camino. Una araña sin tela nos indica que quien la luce es un drogadicto.

2. La Virgen con el Niño Jesús 
El reo que lleva este tatuaje manifiesta así la absoluta fidelidad y lealtad hacia sus compinches, dejando claro que nunca les traicionará ante las autoridades.

3. Daga en el cuello 
Quien busque en prisión un asesino a sueldo dispuesto a ser contratado para cargarse a algún prisionero o carcelero, sabrá que ha encontrado a su hombre cuando le vea con una daga tatuada sobre los hombros atravesando imaginariamente su cuello.

4. Alambre de espino 
Cuando estás condenado a cadena perpetua, poco te preocupa que un tatuaje en la cara vaya a cerrarte puertas en futuras entrevistas de trabajo. Los que se saben de por vida entre cuatro paredes se lo hacen saber a los demás tatuándose un alambre de espino en la frente.

5. Lenin, Marx o Engels 
Eran más habituales en la época soviética y solían tatuarse sobre el pecho u órganos vitales, ya que los pelotones de fusilamiento tenían terminantemente prohibido disparar sobre las imágenes de los padres fundadores de la Unión Soviética.

6. Gatos 
Con un minino en la epidermis confiesa su portador que es un ladrón. Cuando únicamente hay un gato, el ratero trabajaba en solitario. Y varios gatos dibujados indican la pertenencia del tatuado a una hermandad de chorizos.

7. Puntos en los nudillos 
Aritmética básica penitenciaria, cada punto sobre un nudillo representa un año pasado dentro de la cárcel.

8. Iglesia, mezquita o fortaleza 
Aritmética avanzada penitenciaria, el número de torres que se ven en el edificio dibujado indica las veces que ha sido encarcelado su portador.

9. Daga 
Tatuada en cualquier otro sitio que no sea el expuesto en el punto 3, da fe de que quien la lleva es un delincuente sexual.

10. Esvástica 
De interpretación sencilla y explícita, esta cruz indica afinidad ideológica con el conocido ejército invasor que la popularizó por media Europa a mediados del siglo pasado.

11. Tumba 
Símbolo de la pérdida de tiempo en prisión. Con frecuencia la lápida lleva tallados los años de estancia del portador en la cárcel.

12. Estrellas 
Suelen ir en pareja. Cuando aparecen en las rodillas, quien las lleva se niega de esta manera a arrodillarse ante otro hombre. Cuando el que las lleva las muestra en los hombros, hace saber que es un hombre respetuoso con la disciplina y la tradición.

13. Barco 
Refleja los deseos de fugarse que tiene quien lo lleva tatuado.

14. Tigre 
Quien tiene un tigre en la piel muestra que ha tenido una conducta violenta hacia policias, militares, carceleros u otros miembros de la autoridad.

15. Motivo pornográfico 
Indica que quien lo lleva tiene deudas pendientes contraídas por el juego.

16. Mariposa 
El prisionero que las tenga tatuadas presume de esta manera de ser todo un experto en fugas.

17. Rosa 
Quien la lleva fue encarcelado antes de cumplir la mayoría de edad, y se la tatuó al llegar a esta fecha.

– Cookingideas

Flujo oscuro y otros univeros.

60E3x550y1000

Existen algunos enigmas que producen dolores de cabeza a los científicos, la materia oscura, la energia oscura etc. Pero hay uno descubierto recientemente que provoca fascinación.

Existe un límite al universo observable y esta determinado no por el tamaño mismo del universo sino por la velocidad a la que viaja la luz, esto se traduce en que no importa cuan potente sea un telescopio dado no podrá observar mas allá de un límite bien establecido, por la sencilla razón de que la luz no nos ha alcanzado aún, qué existe mas allá de esta esfera de 45 mil millones de años es aún un misterio, si es una extensión del universo mismo o por el contrario es el limite de nuestro universo está aún por ser determinado.

Es aquí donde yace el potencial, el  gran descubrimiento pues por primera vez se ha hecho una observación que puede resolver esta incognita.

Ya hace tiempo se había teorizado sobre una posible “grieta” que permitiese observar mas alla de esa gigantesca burbuja. Y por lo que parece ser un golpe de suerte (como muchos grandes descubrimientos anteriores), Sasha Kashlinsky,  una científica de alto nivel del Centro de Vuelos Espaciales Goddard en Greenbelt, Maryland, de la NASA, cree que ha tropezado, casi sin querer, con esa ventana cósmica.

Kashinsky en realidad estudiaba la dinámica de las galaxias en el universo, Junto a unos colegas ha cronometrado la marcha de los cúmulos galácticos que se desplazan a velocidades de hasta 1.000 kilómetros por segundo, velocidad mucho más alta que lo permite nuestros conocimientos de la cosmología. Pero lo más extraño de todo es que estos cúmulos galácticos parecen dirigirse a todo gas hacia un pequeño sector del cielo, ubicado entre las constelaciones de Centauro y Vela.

Los científicos creen que el flujo oscuro se ha originado poco después del Big Bang, por “algo” que ya no se encuentra dentro de los límites del universo observable. No tiene prácticamente ningún efecto sobre nuestra región del cosmos, ya que para hacerlo sus efectos deberían propagarse más rápido que la luz. Una de las hipótesis es que este flujo se debe a la gravedad de una enorme concentración de materia situada en el borde del Universo, aunque son pocos los científicos que creen que este sea el caso.

Sintetizado parece haber algo con una inmensa masa más allá del horizonte cósmico cuya gravedad es tan fuerte como para arrastar grandes cúmulos de galaxias en el universo observable, y aunque las conclusiones hasta ahora son conservadoras este podría ser uno de los mayores descubrimientos hasta ahora.

Dark flow galaxy cluster plot

The Rake

Imagen

Durante el verano del 2003, una serie de eventos en el noreste de los Estados Unidos involucrando a una extraña criatura humanoide despertaron el interés de medios locales antes de que un aparente ‘apagón informativo’ fuera provocado. Muy poca información quedó intacta, pues la mayoría de los registros en línea y escritos de la criatura fueron misteriosamente destruidos.

Primariamente enfocada en el área rural de Nueva York, varios testigos contaron historias de una criatura con un origen desconocido. Hubo un amplio rango de emociones en los testigos; desde terror e inquietud a niveles postraumáticos, a un sentido casi infantil de curiosidad y jugueteo. Si bien las versiones publicadas ya no existen, las memorias permanecen aún presentes. Muchos de los involucrados siguen buscando respuestas a lo ocurrido.

En el año 2006, la colaboración acumuló cerca de dos docenas de documentos con fechas entre el siglo 12 y el día actual, a lo largo de cuatro continentes. En la mayoría de los casos, las historias fueron idénticas. He estado en contacto con un miembro de este grupo y he podido obtener pequeñas partes del libro próximo a salir.

 “The Rake (El Rastrillo)”

Nota de Suicidio: 1964.
Mientras me preparo para tomar mi vida, siento necesario mitigar cualquier dolor o culpa que pueda provocar mediante este acto. No es culpa de nadie más que de Él. La primera vez, desperté y sentí su presencia. La segunda, desperté y lo vi. La tercera, desperté y escuché su voz, y vi sus ojos. No puedo dormir por terror de lo que pueda pasar la próxima vez que lo encuentre. No puedo despertar jamás. Adiós.

Hallado en la misma caja de madera había dos sobres vacíos dirigidos a “William” y “Rose”, y una carta personal sin sobre: “Querida Linnie, recé por ti. Dijo tu nombre.”

La entrada de un diario: 1880

Experimenté un gran terror. He experimentado el terror más grande. He experimentado el terror más grande. Veo sus ojos cada que cierro los míos. Son huecos. Negros. Me vieron y me perforaron. Su mano mojada. No dormiré. Su voz (texo ininteligible)“.

El Diario de un Marinero: 1691

Vino a mí en un sueño. Desde los pies de mi cama sentí una sensación. Se llevó todo. Debemos volver a Inglaterra. No debemos volver aquí por órdenes del Rastrillo.

De un testigo: 2006

“Hace tres años, acababa de regresar de un viaje a las Cataratas del Niágara con mi familia por el 4 de julio. Estábamos exhaustos luego de conducir todo el día, así que mi esposo y yo pusimos a los niños en la cama y nos fuimos a dormir. A las 4 am, me desperté pensando que mi esposo había ido al baño. Aproveché para jalar las sábanas, despendolo en el proceso. Me disculpé y le dije que pensé que se había levantado de la cama. Cuando me vio, suspiró y retiró sus pies de la orilla de la cama tan rápido que su rodilla casi me tiró. Me agarró y no dijo nada.

Luego de ajustar mi vista a la oscuridad por medio segundo, fui capaz de distinguir qué causó la reacción. Al pie de la cama, sentado y viéndonos de lejos, había lo que pensé que era un hombre desnudo, o un gran perro sin pelo de algún tipo. Su posición era perturbadora y no natural, como si hubiese sido golpeado por un automóvil o algo así. Por alguna razón, no me dio miedo, pero me preocupó su condición. En este momento, estaba bajo la asunción de que debíamos ayudarlo.

Mi esposo estaba viendo sobre su brazo y la rodilla, doblado en posición fetal, ocasionalmente viéndome antes de seguir viendo a la criatura.

En un movimiento veloz, la criatura rodó al lado de la cama, y se arrastró rápido en una posición similar a la de un cojo a lo largo de la cama hasta que estuvo a poco menos de 30 cm. del rostro de mi esposo. La criatura estuvo silenciosa por 30 segundos, viendo solo a mi esposo. La criatura entonces puso una mano en su rodilla y corrió al pasillo, en dirección a los cuartos de los niños.

Grité y corrí para encender la luz, intentando detenerlo antes de que hiriera a mis hijos. Cuando llegué al pasillo, la luz del cuarto era suficiente como para verlo agachado y jorobado a unos 6 metros a la distancia. Volteó lentamente y me miró, cubierto de sangre. Encendí la luz y vi a mi hija, Clara.

La criatura corrió por las escaleras mientras mi esposo y yo corríamos para ayudar a nuestra hija. Estaba muy lastimada y habló solo una vez más en su corta vida. Dijo “Él es el Rastrillo”.

Imagenlyenda

Mi esposo chocó su auto esa noche, mientras intentaba llevar a nuestra hija al hospital. No sobrevivieron.

Como vivíamos en una ciudad pequeña, las noticias llegaron rápido. La policía ayudó un poco al principio, y el diario local tomó mucho interés en ello. Como sea, la historia jamás fue publicada, y la nota en las noticias locales nunca tuvo seguimiento.

Por varios meses, mi hijo Justin y yo nos quedamos en un hotel cercano a casa de mis padres. Después de que decidimos regresar a casa, comencé a buscar respuestas por mí misma. Eventualmente encontré a un hombre en otra ciudad vecina que tuvo una historia similar. Entramos en contacto y comenzamos a hablar de lo ocurrido. Conocía a otras dos personas que habían visto a la criatura que ahora llamaremos El Rastrillo, en Nueva York.

Nos tomó a los cuatro casi dos años de buscar en Internet y escribir cartas para obtener una pequeña colección de lo que creíamos que eran registros del Rastrillo. Ninguno dio detalles, historia o seguimiento. Una jornada involucraba a la criatura en sus primeras 3 páginas, y nunca mencionada de nuevo. El diario de un marinero no explicaba nada del encuentro, diciendo que el Rastrillo les ordenó largarse. Fue la última entrada del diario.

Había, como sea, varias instancias en que la visita de la criatura era una en una serie de visitas a la misma persona. Muchas personas mencionaron que el Rastrillo les habló, mi hija incluida en esos testigos. Esto nos llevó a preguntarnos si el Rastrillo nos había visitado anteriormente, antes del último encuentro.

Puse una grabadora digital cerca a mi cama y la dejé corriendo por toda la noche, cada noche, por dos semanas. Oía con interés los sonidos cada día que me despertaba. Para el final de la segunda semana, estaba acostumbrada al sonido usual del sueño mientras oía el audio a 8 veces la velocidad normal (esto me tomó cerca de una hora diaria).

El primer día, oí algo diferente. Oí una voz aguda, estridente. Era el Rastrillo. No pude escucharlo lo suficiente como para transcribirlo. No había dejado que nadie lo oyera. Todo lo que sé, es que lo oí antes, y ahora sé que habló cuando estaba sentado frente a mi esposo. No recuerdo haberlo oído en ese momento, pero por alguna razón, la voz en la grabadora inmediatamente me lleva de vuelta a ese momento.

Los pensamientos que debieron pasar por la mente de mi hija me hicieron enojar.

No he visto al Rastrillo desde que arruinó mi vida, pero sé que ha estado en mi habitación mientras dormía. Sé y temo que un día despertaré para verlo de pie, viéndome fijamente.”