Una operación le convierte en fan de Johnny Cash

cashjohnny

El equipo de Mariska Mantione, de la Universidad de Ámsterdam, acaba de presentar en la revistaFrontiers in Behavioral Neuroscience, el caso de un paciente al que la implantación de un dispositivo de estimulación neuronal le ha producido un profundo cambio en sus gustos musicales. El paciente, al que denominan genéricamente el “señor B”, es un holandés de 60 años que sufría un trastorno obsesivo-copulsivo (TOC) desde la adolescencia. Dado que la medicación y la psicoterapia no le daban ningún resultado, el paciente fue sometido a una operación de implante de electrodos en una región conocida como núcleo accumbens.

El TOC es un trastorno que puede convertir la vida de una persona en un infierno. El paciente se ve asaltado por pensamientos recurrentes que le obligan a realizar determinadas acciones como si se tratara de un ritual que no puede parar de repetir y que le hacen la vida imposible. Una obsesión recurrente, por ejemplo, es la de lavarse las manos con todo tipo de productos, hasta el límite de producirse abrasiones. En los últimos años se ha desarrollado una terapia que consiste enintroducir unos pequeños electrodos que mediante estimulación eléctrica hacen remitir los síntomas. La terapia es similar a la que ya se practica con algunos enfermos de Parkinson: la estimulación en determinadas áreas permite modular la actividad cerebral y restaurar el funcionamiento normal de los circuitos cerebrales que se encuentran alterados en este trastorno.

Al cabo de unas semanas, relatan los autores del artículo, el señor B experimentó un gran mejoría de su problema, hasta el punto de que se sentía “liberado” de sus obsesiones. Tanto, que el paciente hablaba de sí mismo como el “señor B 2″, una especie de versión mejorada de sí mismo. Pero como relata Neuroskeptic en Discover, los síntomas no fue lo único que cambió: también lo hicieron súbitamente sus gustos musicales.

“Seis meses después de la cirugía”, escriben los investigadores, “el señor B declaró que se estaba convirtiendo en un fan de Johnny Cash. Había estado escuchando la radio, donde oyó casualmente el tema “Ring of fire” y se sintió profundamente sacudido por la canción”. El señor B empezó a escuchar más canciones de Johnny Cash y se dio cuenta de que le conmovía profundamente la voz grave y curda del cantante”.

Y lo que empezó como mero gusto se ha convertido en devoción y una nueva obsesión. El señor Btiene toda la discografía de Johnny Cash y no escucha otra cosa, aunque relata encontrarse mucho mejor que antes de la operación. Y aquí viene lo realmente escalofriante del caso:

El gusto desmesurado por Johnny Cash desaparece cuando apagan el estimulador.

La primera vez lo descubrió cuando se le agotó la batería del dispositivo y recuperó sus gustos musicales antiguos, lo que da pistas sobre una relación directa entre la estimulación eléctrica del núcleo accumbens y su ‘locura’ por Johnny Cash.

¿Qué está sucediendo aquí? La interpretación más sencilla es que el estimulador despierta en el núcleo accumbens un mayor gusto por la música en el señor B y que por algún motivo quedó atrapado por las canciones del cantante de country. Pero sobre la manera en que funciona el mecanismo, y al ser un solo sujeto, no se conoce más, aunque hay otros muchos casos en neurociencia en que un pequeño estímulo o accidente en una región del cerebro hace aparecer un gusto inesperado.

Fogonazos

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s